agosto 26, 2012

periodistas, jueces





 Dedico esta entrada con todo cariño a mis amigos periodistas. 
Serio. Ustedes saben que yo los quiero mucho.
Lo hago como quien le quita las llaves del carro 
a un amigo embriagado, aunque se empute.




Tengo una hermana que fue mi mejor amiga de infancia, mi cómplice, mi cantante favorita, mi confidente. Con nadie como con ella he reído a carcajada batiente, tan francamente, por cosas tan insignificantes que sólo ella y yo entendemos. Con nadie nunca más reiré tan profundamente. Ni con ella, porque hace muchos años que dejé de hablarle. 
Es que, con el paso del tiempo, adquirió un hábito que me resulta insoportable. Consiste en meter palabras en mi boca que jamás he pronunciado, pensamientos en mi mente que jamás he pensado y hasta intenciones en mi espíritu que jamás me han atravesado. 
Su método es simple. Tiene una única frase lapidaria: 
"Usted DICE que no, pero yo SÉ que sí". 
Y ya: quedo condenada a muerte. 
Nadie como ella puede sacarme la reputa piedra.

 … salvo algunos periodistas, a veces. Y con el mismo método.

Es el caso del aquelarre de María Jimena Duzan, Cecilia Orozco y la otra, la boba, la mariaisabel.

No, pero, ¿qué se creen? Los jueces de la Corte Suprema de Justicia están en todo su derecho de emputarse, yo los comprendo.

Veamos por ejemplo algunas perlas de la Maria Jimena: afirma como único argumento para criticar el primer cambio de los que se ha presentado en la Corte:
"El magistrado ponente de este cambiazo de jurisprudencia fue Fernando Castro, quien de ser defensor de Víctor Carranza, pasó en 2010 a ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia en reemplazo de Yesid Ramírez."
dejando en el aire ese profundísimo argumento de que el abogado defensor de criminales es, forzosamente, un criminal. Es su estilo. Ella es capaz de extrapolar con ese hilito hasta llegar a reprocharle a la exfiscal Morales un viaje en avión, seguramente pagado por su marido, abogado de paramilitares, o sea, con dineros del narcoparamilitarismo porque los abogados de los criminales no perciben honorarios, sino que se lucran del crimen.

Queremos jueces especializados en derecho penal pero que sólo hayan defendido monjitas de la caridad. No señora: aún en el caso de que un abogado logre, con argumentos de ley, sacar libre a un criminal, quiere decir que la ley tiene una brecha que hay que rebosar.
En esas estamos, porque  nuestro sistema judicial es frágil.
En el segundo y tercer casos que menciona, también extrapola con la misma ligereza. Estoy segura de que los Magistrados sustentaron sus ponencias con argumentos jurídicos, pero no los conocemos porque la periodista los descartó y prefirió presentar sus infalibles presunciones.
No importa lo que los magistrados DIGAN, ella SABE.


La otra, la Orozco, en realidad sólo la conozco a través de los lamentables cambios que ha sufrido Noticias Uno desde que ella dirige el noticiero.
 Confieso que no leo sus columnas y que me cae gorda porque participó en el matoneo contra la exfiscal Morales, con el peregrino argumento de que a ella el que le caía gordo era el marido de la Fiscal.
Yo no sé la Corte, pero yo sí tengo la convicción de que es estúpida. 
Ella sí que SABE. La prueba es que conoce el método, tantas veces probado en las películas, para encontrar al malo.

El carné de periodista no es patente de corzo. La palabra del periodista no es sagrada. A veces se equivocan, a veces la venden, a veces es difícil distinguir opinión de propaganda. Y a veces acusan, atacan y arruinan inmisericordemente carreras y vidas.
Retractarse ante la equivocación no es de cobardes, todo lo contrario. Pero los periodistas parecen presentar una seria alergia a ese verbo. No sé si lo enseñan en la universidad.


Yo sí creo en el derecho a opinar. Y creo en la importancia de la denuncia. De hecho las práctico permanentemente y les puedo asegurar que me han costado mucho.
Pero sobre todas las cosas, creo en la Constitución, creo en el Sistema de Justicia, creo en la Corte Suprema de Justicia, creo en la Corte Constitucional y en todos y cada uno de los Juzgados Municipales y de Circuito. Creo en la Majestad de la Justicia. Creo, como uno de esos credos que se rezan en las iglesias, por personas que tienen la suerte de la mucha fe.
Creo que un sistema de justicia fuerte es nuestra única posibilidad. Y creo que es nuestra obligación fortalecerlo y protegerlo.



Nuestro sistema de justicia es frágil porque no ha cesado de sufrir ataques feroces desde aquella vez que un tanque de guerra entró por la puerta principal de su templo y la hirió de muerte, mientras los periodistas nos echaban uno de fútbol.  
 Y que no se escuden en la ministra que dio la orden: los periodistas desperdiciaron una excelente oportunidad de desobedecer; y todavía estamos pagando las consecuencias.
Digamos que el periodismo no tiene autoridad moral para asestarle a la maltrecha justicia el botellazo mortal con este linchamiento.

En este caso finalmente no sé quien tenga la razón pero estoy segura de que no es escupiendo injurias como fortaleceremos nuestra justicia. Si hay jueces criminales, deben ser denunciados y la justicia debe seguir su curso. Y nosotros debemos respetarla. Un poquito de ponderación señores periodistas, que la infalibilidad tampoco es de ustedes.

'Venganza criminal', 'el cartel de la toga', 'al servicio del narcoparamilitarismo uribista' y otros panfletos por el estilo es lo que he visto pasar. ¿Los reconocen? Son los argumentos de los buenos.
Y 'No les ajusta la toga'. Qué es eso, don Fidel. Usted no quisiera que alguien le diga una cosa tan horrible de su pluma, sólo porque alguna vez se equivoque.

Los buenos siguen siendo más. Qué miedo.















8 comentarios:

  1. Anónimo26.8.12

    Yo tampoco estuve de acuerdo con la encerrona a Morales. Pero a Cecilia orozco, le debes el ejercicio EJEMPLAR de periodismo agudo y crítico con sus entrevistas en EE. Difícil superar su calidad. Esta señor fue Premio Simón Bolívar de opinión. Sus columnas, casi siempre, son muy buenas. Una boba no es.
    Soy solidaria con ella y con la María Jimena (cuya opinión poco comparto) porque la actuación de la Corte fue desmedida y con rabia, y por eso marca un precedente peligroso... de llevarse a cabo el proceso.
    No es apoyo a vedettes, es la voz de un gremio en un país donde ni los periodistas somos escuchados. Esto es un monólgo del poder. Y ya sé que leiste a Caballero esta mañana o sea que sabes de qué te hablo. Gracias por escribir este texto. @anacrisrestrepo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26.8.12

    Corrijo pedacito anterior: Pero a Cecilia Orozco, le debes tener en cuenta el ejercicio EJEMPLAR de periodismo agudo y crítico con sus entrevistas en EE
    @anacrisrestrepo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas mujeres tienen mas pantalones que mi armario, tendremos amarrarnoslos donde sabemos o vamos a quedar como las abandonadas. UN CONSUMIDOR BIEN INFORMADO, NUNCA SERA ENGAÑADO(aconsumar@gmail.com)

      Eliminar
  3. Gracias Anacrispeta. Seguramente tienes razón en que no es boba, ni más faltaba. Es sólo que me cae gorda. No les perdono la tumbada de la Fiscal.
    Como dije, no tengo ningún respeto por la solidaridad de cuerpo. Es cierto que una demanda de los jueces es desmedida, pero no la han presentado y ya los lapidaron. Además esos insultos a los jueces me parecen muy uribistas, por decirlo de alguna manera. Es ese método que deberíamos dejar atrás. Si hay denuncias concretas que hacerle a un juez, por supuesto es deber del periodista presentarla. Pero ellas le están prestando intenciones criminales a los jueces, sin prueba y de manera muy alevosa, me parece.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26.8.12

    Creo que la respuesta de los periodistas es la reacción a una amenaza pública de demanda. Tú misma hablas de la que es o hubiera sido la solución más sencilla que SÍ enseñan en las facultades de Comunicación, y de hecho creo que es la lógica: rectificar y/o aclarar. Rectificar si hubo error, aclarar si hubo mala interpretación. Por ejemplo hoy si miras la columna de samper Pizano en ET, él hizo una aclaración al final: nostros nos equivocamos. No es necesario echar la jauría. Yo creo que la discusión aquí es de métodos para resolver problemas @anacrispeta

    ResponderEliminar
  5. "Aquelarre de brujas" es redundante, por lo demás, magistral desde mi humilde juicio. Sobre todo porque nos indica la facilidad con que se puede "extrapolar" incluso con argumentos tan pobres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja yo pensaba que el aquelarre era como una rumba de brujas. Gracias por su comentario.

      Eliminar
  6. "Aquelarre de brujas" es redundante, por lo demás, magistral desde mi humilde juicio. Sobre todo porque nos indica la facilidad con que se puede "extrapolar" incluso con argumentos tan pobres...

    ResponderEliminar